1/12/10

Errores de los Testigos de Jehova

Es un adventismo pero especialmente devaluado donde lo mejor del adventismo ha desaparecido y lo peor esta hipertrofiado. Monoteistas al estilo judío y musulmán, los Testigos de Jehová rechazaban la "Trinidad" y –siguiendo en esto más da Víctor Hugo que la Biblia- llaman a Dios Jehovah.

El verbo no es Dios, Cristo es únicamente una criatura. Así, lo esencial del cristianismo se evapora. El "alma" no es inmortal. Con la muerte, todo acaba. No hay, pues, ni purgatorio ni infierno. La mayoría parte de la humanidad, desde Adán hasta nuestros días, está a las órdenes de "Satán", quien juega un gran papel en la teología de los testigos: en torno a ellos todo es satánico. 

En la historia de la humanidad existen tres periodos:

  1. Desde la creación hasta el diluvio: fracaso del plan de Dios: Satán predomina sobre el hombre
  2. Del diluvio a la muerte de Cristo: poder limitado aunque predominante de Satán
  3. De la muerte de Cristo a 1914: solamente 144000 hombres pueden salvarse plenamente, con el cielo como destino porque Satán continúa ejerciendo todavía su poder en el mundo. Así escribió Russel antes de 1914. Posteriormente presentó los dos periodos del futuro:
  4. De 1914 a 2914, reino de mil años de Cristo sobre la tierra; durante este tiempo los muertos resucitarán uno tras otros; un pequeño número de irreductibles serán aniquilados; los 144000 verdaderos testigos de Jehováh tomarán posesión de su lugar en el cielo.
  5. 2914 al final del reino de mil años; todo se habrá cumplido; la nueva tierra y los numerosos cielos estarán establecidos para toda la eternidad.
¿Sucedió algo en 1914? Si, Jehová se converitió en Rey. ¿Fue esta la señal de la primera Guerra Mundial? Exactamente: Satán furioso, quiso destruir la tierra, y envió también la peste llamada "gripe española" y numerosos temblores de tierra. Estos acontecimientos fueron eco de la terrible batalla que se libró en el cielo en 1914 y como consecuencia "el diablo y sus ángeles fueron arrojados a la tierra". Así vaticinó Rutherford, una vez muerto Russel, para adaptar sus teorías a los acontecimientos.
Asimismo, los testigos señalan a Satán como creador de todas las religiosnes, y consideran a la religión católica como una "gran mascarada religiosa que ha representado, en un falso y deshonesto día, al verdadero Dios y a su Cristo".
También los estados, como todo en este mundo, son satánicos. El deber de todo testigo es mantenerse al margen: La ley divina le obliga a guardarse de las manchas del mundo. Por tanto, no debe participar en las elecciones locales, nacionales o internacionales, y con mayor razón, debe rechazar todo servicio militar o civil y saludar a la bandera. De donde, practicamente, el deber dejovista de "objección de conciencia" ha sido la causa de tantas persecuciones de las que se enorgullences los testigos de todos los países.

1 comentarios:

jhon montoya reyes dijo...

Russel anticristo, el que niega a cristo es anticristo.

Publicar un comentario en la entrada